En el contexto de la comunicación actual, cuyas particularidades trascienden de manera alternativa entre los procesos generales, producto de la globalización, y los procesos específicos, que germinan en los epicentros locales, la creatividad o, con mayor exactitud, los procesos creativos, tienen un papel determinante al momento de aportar a las nuevas identidades que cada sociedad identifica y/o genera, dentro de sí misma, así como en las periferias que la delimitan. Esta idea adquiere mayor preeminencia cuando se articula con las múltiples opciones que surgen en el ámbito de las industrias culturales, como fenómeno constitutivo de la actualidad, dentro del cual la llamada creatividad latina (Costa, 2014 ) marca un punto único, tanto por la multiplicidad de imaginarios que ofrece, al momento de explicar la realidad, como por la pluralidad étnica que posee, y que representa una riqueza fundamental para proyectar diversas ideas y maneras de influir en la creatividad, la innovación y la comunicación.

Publicado: 2016-06-10